En Mármoles Argentona les ofrecemos todo tipo de materiales tanto naturales como sintéticos para pavimentos, encimeras de baño y cocinas, aplacados murales, y cualquiera que sea su necesidad.


    Llevamos más de veinte años trabajando para Uds. empleando la más novedosa tecnología en corte y pulido robotizado.


     Les invitamos a visitar nuestras instalaciones sitas en Argentona. Donde, con mucho gusto, atenderemos sus preguntas, les mostraremos los materiales de los que disponemos y les haremos nuestra mejor oferta para lo que necesiten. Les esperamos.

Encimera en Blanco Zeus de 12mm.
Encimera de Silestone Blanco Zeus de 12mm.

El mármol como material

Cuando hablamos de mármol, partimos de la base de que hoy en día lo que más a mano tenemos es la encimera de la cocina.

Cierto es que hace muchos años, el material más usado era el mármol. Pero hoy en día los más utilizados son el granito y el silestone o superfície de cuarzo compactado.


   Los granitos se caracterizan por estar formados a base de pequeños pedazos de roca compactados por la presión de la corteza terrestre, el calor y el tiempo. Dicha composición les confiere las características que les hace ser tan duros y resistentes. No se rayan, y no se queman. Aunque los más claros sufren de ser susceptibles a oscurecerse con el uso y los aceites de la cocina.

   Los compactos de cuarzo (llamemosles Silestone que es la marca más comercializada en España en los últimos años) tienen un bajísimo índice de porosidad que les hace conservar su color durante más tiempo, y al estar fabricados bajo altas presiones, son difíciles de rayar. El elemento plástico con el que se fabrica les hace adquirir una elasticidad que nos permite fabricar piezas impensables en granito o mármol.

   Los mármoles son los menos usados aunque se han trabajado desde tiempos immemoriales. Y hay construcciones que todavía aguantan. El hecho de que sean piedras calcáreas les hace ser débiles ante los ácidos como el ácido cítrico, presente en el limón, y el ácido acético  presente en el vinagre común (son solo dos ejemplos comunes). Si dejáramos un goteo constante sobre un mármol, podríamos apreciar un hueco en la superficie en poco tiempo. Los desaconsejamos para encimeras de cocina pero se pueden utilizar en pavimentos, aplacados murales y encimeras de baño y otras superficies con menos riesgos a ser quemadas o manchadas por ácidos. Con un mínimo de cuidados, nos pueden durar décadas.

   


0 comentarios